Noticias

La certificación del pulpo, sin fondos

El Grupo de Acción Costera Navia-Porcía confía en conseguir financiación para alcanzar la marca MSC de pesca sostenible. Las ayudas convocadas para la pesca no permiten evaluar las cofradías

Publicado 06 nov 2012.

De forma artesanal, respetando la especie y su entorno. Así capturan el pulpo los pescadores de la comarca Navia-Porcía. Por eso, tiene grandes posibilidades de lograr la eco-etiqueta del Marine Stewardship Council (MSC), una organización de alcance mundial que promueve la  pesca sostenible.

Pero conseguir esa marca de calidad exige realizar evaluaciones previas de las cofradías implicadas y ese trabajo necesita financiación. La confianza del Grupo de Acción Costera del Centro de Desarrollo Rural (Ceder) Navia-Porcía está puesta en las ayudas del Eje 4 del Fondo  Europeo de Pesca, pero la convocatoria publicada recientemente (que asciende a poco más de 206.000 euros) está reservada a proyectos particulares: «Seguimos confiando en que la línea de ayudas para los proyectos de los grupos salga este año», comentó Germán Campal, gerente del Ceder, que señaló que «sólo necesitamos 6.000 euros para hacer las preevaluaciones. Con eso arrancamos».

La obtención de esta certificación forma parte del denominado 'Plan Estratégico para la promoción de las pesquerías sostenibles de la comarca Navia-Porcía', un proyecto aprobado en  el año 2011 a instancias de las cofradías de Puerto de Vega, Ortiguera, Viavélez y Tapia para  impulsar el sector. Pero la paralización de los fondos destinados a los grupos de desarrollo rural que la Consejería de Agroganadería y Recursos Autóctonos acordó para ese ejercicio obligó a posponer todas las actuaciones.

Ahora se han reactivado las ayudas, que cuentan con financiación aportada por la Unión  Europea, el Estado y el Principado, pero la tendencia a los recortes puede representar un nuevo obstáculo para desarrollar un proyecto que está llamado a abrir nuevos mercados a la pesquería  de la comarca, ya que la ecoetiqueta del MSC es muy valorada, sobre todo, en los países del norte de Europa. Por eso, el Ceder ha solicitado también una ayuda, pendiente de resolver, a la Fundación Biodiversidad y, llegado el caso, no se descarta buscar fuentes de  financiación privada para costear las evaluaciones de las cofradías.

Con todo, las perspectivas de los grupos de desarrollo rural parecen mejorar. Aún permanecen inmovilizados los fondos Leader, pero la convocatoria de las ayudas del Eje 4 del Fondo de  Pesca abre un nuevo escenario: «Tras dos años esperando, lo importante es empezar a  funcionar. En 2013, esperamos que las ayudas se convoquen antes y con más dinero», indicó  Campal, que señaló que la convocatoria abierta está destinada a proyectos a ejecutar este año.

La misma línea de subvenciones a fondo perdido también se ha convocado para los Grupos de Acción Costera de las comarcas Oscos-Eo y Ese-Entrecabos. En el primer caso, los concejos de  Vegadeo y Castropol dispondrán de 76.500 euros en ayudas, mientras que en el segundo, los emprendedores del sector pesquero de Cudillero y Valdés se repartirán cerca de 227.000  euros.

 

Noticia obtenida de El Comercio