Nuestras cofradías


Estos cuatro pequeños puertos pesqueros se localizan en el occidente asturiano, dependiendo de la Capitanía Marítima de Luarca para el despacho de embarcaciones.


Son características comunes a todos ellos dedicarse a la pesca de bajura, definida por la utilización de embarcaciones de pequeña eslora y tonelaje, con una media de tres tripulantes por barco y de pesca al día (los barcos entran en puerto a diario), utilizando una amplia variedad de artes dependiendo de la estación del año y de la especie a capturar; sus caladeros y como consecuencia el esfuerzo pesquero se realiza, generalmente, entre la línea más próxima a costa (aguas interiores) y las 4 millas marinas.


Fruto de todo ello (artes de pesca selectivas, pesca al día y el esmero en la manipulación de las capturas) es la calidad de peces, moluscos y crustáceos que se subastan en estas cofradías, al tiempo que se garantiza la pervivencia de las especies y el ecosistema marino.


Aunque en los últimos años la actividad pesquera ha ido perdiendo peso en las respectivas economías municipales, en la actualidad son localidades con un importante atractivo turístico, donde el puerto pesquero, la cultura marinera y la gastronomía basada en pescados y marisco locales juegan un papel fundamental y definitorio de cada una de ellas.